La mala suerte de Guillermo Ochoa con el Málaga

Salía de Francia, venía de un mundial de ensueño y llegaba prácticamente como figura. Pero la directiva de Málaga tenía otros planes para Guillermo Ochoa y su paso por ese equipo fue muy oscuro.

Todo parecía color de rosa para Guillermo Ochoa en el lejano 2014. Era considerado uno de los mejores porteros del mundo después de ese mundial inolvidable que vivió el arquero mexicano.

Málaga fue el equipo ganador tras la batalla de ofertas que hubo. Todo parecía que embonaba a la perfección y que todas las piezas por fin se acomodaban para el gran salto.

Algo tenía que pasar para que Ochoa no fuera titular, y si, ese «algo» tenía nombre y apellido… Idriss Kameni.

El camerunes había tenido un 2014 atropellado con 4 lesiones en ese año. Justo para el inicio de la temporada 2014/2015, las lesiones se detuvieron y Kameni fue elegido como titular por el técnico Javi García.

El fichaje bomba, Ochoa, tan sólo vió acción en 6 partidos y todos en la Copa del Rey.

Arrancaba la siguiente temporada, la pelea continuaba en el arco de Málaga, pero de nueva cuenta, Kameni se consagró como favorito del técnico, aunque en esta ocasión el mexicano sumó 13 partidos, 11 en la Liga y 2 en la Copa. Aún así, Ochoa no se afianzana esa titularidad.

Todo acabó en una salida de Guillermo al Granada, equipo con el que si fue titular indiscutible pero que lamentablemente llegaba a un equipo que peleaba el descenso.

No cabe duda que Guillermo Ochoa es un tremendo arquero, solo que ese paso por Málaga fue un trabuco, fue un paso en falso que le ha costado acomodarse en otro equipo. Ni hablar, a veces las cosas no salen como uno quiere, y así fue como le pasó al canterano águila.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *